We use self and third-party cookies to enhance the browsing experience and deliver interesting contents and advertising. By continuing navigation, we consider you are accepting their use. [More info] [Hide]

Mejores frases del libro Apotegmas en el desierto
Add to web Add to web
Close

Code to insert in web site:

Share this link on FacebookShare this link on TwitterShare this link on Google+Share this link on Tuenti
  • 0 comments
  • 3 lists
  • 1074 visits

Mejores frases del libro Apotegmas en el desierto »

Share this link on Facebook
(3 votes)

Apotegmas en el desierto es un libro de narrativa poética escrito por el autor entrerriano Mariano Torrent y publicado por la editorial Birkat Elohym en Agosto del año 2014. El libro intenta ser, desde la mirada del autor, una perspectiva poética y filosófica acerca de las relaciones humanas en el siglo XXI, abordando temáticas tan diversas como el hambre, la guerra,el alcoholismo, la amistad, el rol de la poesía en estos tiempos, la tristeza, el destino, el paso del tiempo, homenajes a obras literarias que han influido en el autor (por ejemplo, el poema Realismo mágico está dedicado a Cien años de soledad) etc. Se encuentra dividido en dos partes: Negarle la propina a la derrota, y Grietas y egoísmos.

  • Author: Magno (Updated Jan 13, 2016)
  • Sources: Completely done by the author
Element Your votes
ReloadLoading...
1«Juntos fuimos poesía; por separado, solo somos palabras».
28.0
2«Se vive a los gritos. Se habla a los gritos. Se sueña a los gritos. Incluso se piensa a los gritos. Cuando se debe decir algo importante, se hace silencio».
26.0
3«Con la inefable tristeza de una caja de música, aprendí que estar los dos en el mismo lugar y al mismo tiempo no siempre equivale a estar juntos».
20.0
4«La mejor manera de hablar de uno mismo es hacer silencio en el momento oportuno».
20.0
5«No hay peor sordo que aquel que se tapa los oídos para no escuchar».
20.0
6«Economistas de garaje profetizan con el diario de anteayer que el ultraje de este tiempo nos está robando hasta los pájaros que hacían menos triste el cielo».
20.0
7«Si usted ha nacido en la indigencia, tiene derecho a permanecer en silencio, y sonreír mientras lo pisan».
20.0
8«Tan jóvenes y tan perdidos, sin tu piel y tus ladridos, se asemeja el respirar a un testamento, juego infame contarnos las heridas, cuando en la soledad de las horas compartidas arrastrábamos más dolor que sentimientos».
20.0
9«Tan viejos y tan heridos, pierdo contra el "pudo haber sido", querernos fue divorciarnos de egoísmos, eludirnos es deshabitar el país de nuestras bocas, pretender que el abandono no se lleve el optimismo es negarle la propina a la derrota».
20.0
10«Tropezó consigo mismo, se confundió con otro, salió a la calle. Cuando regresó a su casa, notó que había dejado su soledad entre las góndolas del supermercado. Tuvo que volver a buscarla».
20.0
11«Somos conscientes de ser suelo. Pero muchos habrán de tropezar cuando intenten pisarnos».
20.0
12«Demasiados píxeles para tan poco para ver. Demasiados decibeles para oídos hartos de mentiras. Demasiada velocidad para almas sin destino. Demasiados tiempos verbales en bocas expertas en denigrar. Demasiados engaños a bajo costo y muy bien publicitados. Demasiada realidad sonrojando a la ficción».
20.0
13«La sobremesa para el rico; la basura para el pobre, siempre y cuando sea sumiso y no reclame una reducción gradual del deshonor».
19.0
14«Quiero abandonar el vicio de masticar tinieblas, en esta madrugada de lluvias prematuras, pero solo puedo tomarme una foto de pie junto a su ausencia».
18.0
15«Habrá que proclamar con aire soñador y satisfecho la hermosura del mundo que habitamos, remarcando en dicho discurso las virtudes de poseer zapatos sin agujeros, corbatas de colores variados (nunca es bueno repetir), vidrios polarizados, una sordera de ocasión, una ceguera perpetua y bien lustrada».
18.0
16«Se observó, un cuerpo viejo con una simetría parecida al olvido, brilló en sus ojos un pensamiento a medio madurar, destinado a perecer, y dentro del cotidiano etcétera, eligió mirar su propia vida con prismáticos».
18.0
17«Con el tiempo fue aprendiendo a llorar peldaño a peldaño. Cuando su dolor levanta vuelo, imagina erróneamente que hay belleza entre sus alas».
18.0
18«El último poema que te escribí es apenas un trozo de oscuridad tropezando entre murmullos».
18.0
19«Supe a su lado que siempre habrá un viento soplándonos en contra, y la mayor preocupación no es precisamente despeinarse».
18.0
20«"Existen angustias tan grandes que a veces los ojos lloran nieve", escribió cierta vez en el espejo y no pude evitar darle la razón».
18.0
21«El tiempo enseña, hilvanando la delgada línea entre la ironía y la paradoja, que las heridas del alma no se lavan con agua oxigenada».
18.0
22«Aquel mismo meteorólogo predijo que en Navidad nevaría en nuestros corazones. Como si nuestros corazones pudieran darse el lujo de guardar tristeza para después».
18.0
23«Nos han extirpado hasta las uñas con las que nos aferrábamos al desierto, pero llegará el momento de reclamar como nuestro el día de mañana (asumido que el hoy ya no nos pertenece)».
17.0
24«Hoy que ejerzo el oficio de ser sombra, ¿Dónde pongo a secar mis cenizas?».
16.0
25«Rodaba la vía láctea por sus mejillas, con la maligna ternura de un ritual de besos inoportunos».
16.0
26«Nunca debe confundirse el recuerdo enterrado con el que solo está dormido y acechando».
16.0
27«Ciertos nombres son llagas en la memoria que hay que aprender a pronunciar».
16.0
28«Muy frecuentemente nos encontramos con nosotros mismos en el preciso lugar donde otros nos pierden».
16.0
29«Puede que llegue el día en que los distintos le pregunten a los iguales por qué se asemejan peligrosamente demasiado».
16.0
30«Supo que a los finales felices siempre los ajusticia un francotirador».
16.0
31«Hay quien peina la pobreza para que luzca mejor para la foto. No siempre alcanza el maquillaje».
16.0
32«Nunca me lo he planteado así, pero quizá me dedique a derramar tinta por no querer gastar saliva; desnudo de los miedos para abajo, me pierdo por los atajos de la vida».
16.0
33«Dejar en claro que es más conveniente la metáfora "la ciudad es un enorme crucigrama sin resolver", que recordar por enésima vez que los distintos siguen estando en penitencia».
16.0
34«El más incómodo de los silencios es el que pronuncian las batallas perdidas».
16.0
35«El gorrión que habita en su cabeza nunca supo aconsejarlo correctamente; y su risa encarcelada siempre hizo de la pérdida catástrofe».
16.0
36«Vislumbro un porvenir mal redactado, y pienso en el errático andar de un mundo donde tantos adolescentes se suicidan para llamar la atención de su familia».
16.0
37«La recolección de infortunios nos encuentra humanamente dichosos de beber veneno de etiqueta en copas limpias, puliendo el recíproco jugar a destruirnos».
16.0
38«En el momento en que me besaste con labios suplentes empezaron a crecer mentiras en mi boca».
16.0
39«Sabremos tramitar formalmente el olvido, tan cierto como que el alma es una puerta que se cierra por dentro».
16.0
40«Soy tuyo en el amor y en el odio, ¿Qué más podemos pedirle a esta ironía?».
16.0
41«Aprendí que de una sucesión de residuos también puede nacer un mundo de colores, donde encontrar el mapa del tesoro oculto en una sílaba perdida. Lástima que todo nazca ya cronometrado».
16.0
42«En una misma vereda caminan juntos, sin levantar la cabeza los dichosos y los tristes; dualidades de la muerte (léase vida) moderna».
16.0
43«También ocurre que el futuro se convierte en una hoja en la que nadie ha de escribir».
16.0
44«Quien ama no muere. Si los constructores del dolor amaran, tal vez lo sabrían. Quien ama no muere. Si los constructores del dolor amaran, no serían asesinos».
16.0
45«El título nobiliario de homo sapiens es un acto plenipotenciario de injusticia».
16.0
46«En largas jornadas de aburrimiento y coprolalia hurgo tras puertas de arena, intentando averiguar quien habita dentro de mí desde el día en que incluso las palabras más dulces ardieron».
16.0
47«Magnifico aquella vez en que le dije "ojalá me corresponda de ahora en más derramar luz solar sobre tus días"».
16.0
48«En el momento exacto en que se alejaba llorando, llegaban sonriendo a mi vida todos los fantasmas».
15.0
49«Me he sentado a capturar instantes... Y uno de ellos me enseñó que las huellas del destino se dejan con cordones desatados».
15.0
50«Cae la noche con su inevitable séquito de sombras y el tiempo marchita la flor de los instantes».
14.0
User must login in order to add a row...  Do it here.

Classora users comments »

No comments, yet. Go ahead, you can be the first!

You must login before adding a comment. Do it here.

Close

Check your privacy settings on your new preference list